Falta oxígeno en los hospitales venezolanos

Oxígeno en los hospitales-Funindes

Urge conocer la magnitud del problema para afrontar demanda de oxígeno en los hospitales venezolanos.

La Universidad Simón Bolívar, a través de Funindes-USB, pone sus capacidades a disposición de los entes gubernamentales a fin de realizar un estudio que permita conocer el mercado de las plantas industriales de generación de oxígeno en el país, escoger los mejores equipos y los mejores técnicos para su gestión tecnológica y, con ello, aportar la solución más adecuada y expedita que conduzca a solventar el déficit de oxígeno en los hospitales venezolanos

La alta incidencia de pacientes Covid en clínicas y hospitales venezolanos está provocando que las instituciones de salud se estén quedando sin oxígeno, “lo cual era altamente previsible dada las experiencias vividas en América Latina”.

La afirmación la hace el profesor Rodrigo Mijares, docente de la Universidad Simón Bolívar y coordinador de la Unidad de Gestión de Tecnologías en Salud, de Funindes-USB, quien señala conocer la experiencia de Iquitos en Perú. “Todo parece indicar que Venezuela está repitiendo el mismo patrón”.

Asegura el experto que hay casos de clínicas privadas en Caracas que recargaban su tanque de oxigeno cada 30 días y ahora requieren hacerlo cada cinco, lo que implica una demanda seis veces mayor. “Sin embargo, no tienen certeza de cuándo y cuánto pueden recargar, dependen de la disponibilidad disminuida del mercado”.

oxígeno en hospitales - UGTS - Funindes

Es este sentido, explica Mijares, el problema pudiera responder a tres causas. La primera, referida al hecho de que ante la alta demanda generada por la pandemia del Covid-19 las empresas productoras de gases no tienen capacidad para suplir el oxígeno; la segunda, debido a la obsolescencia de los equipos criogénicos y de los cilindros de oxígeno, “sabemos que desde hace muchos años no se realiza un mantenimiento preventivo a estos equipos”; y la tercera, por la deficiente distribución del gas, debido a la parálisis de gandolas transportadoras y/o falta de pago a las empresas.

En el caso de las primera dos causas, explica el profesor Mijares, “debemos estar preparados con las dos soluciones que ofrecería el mercado: los generadores industriales de oxígeno (plantas industriales) y los concentradores de oxígeno.

Los generadores industriales de oxígeno fueron una solución en varias regiones de América Latina, como el caso de Iquitos en Perú, pero requieren la preparación de personal técnico especializado para su operación y mantenimiento, mientras que los concentradores de oxígeno constituyen una solución individualizada (para un paciente). Ambas son fundamentales frente a realidad que enfrenta Venezuela.

Para Mijares, lo primero que hay que hacer, con carácter de urgencia, es obtener la información fidedigna sobre la dimensión del problema, ello incluye conocer el recurso humano especializado en el tema y realizar un estudio del mercado de las plantas industriales de generación de oxígeno, para escoger los mejores equipos y los técnicos para su gestión tecnológica.

La Universidad Simón Bolívar, a través de la Fundación de Investigación y Desarrollo -Funindes-USB, está en capacidad de realizar este estudio y se coloca a disposición de los entes gubernamentales para buscar la solución más adecuada que conduzca a solventar el déficit de oxígeno en los centros asistenciales del país.

El profesor Mijares mencionó la existencia de dos plantas generadoras de oxígeno ubicadas en Caracas, una en PDVSA y otra en el Hospital General del Oeste Doctor Gregorio Hernández​ (Hospital de los Magallanes de Catia) “que nunca fueron operadas, por cuanto para ello se necesita de personal técnico especializado”.

En lo que se refiere a ambas, explica el experto, es necesario evaluarlas y conocer cuál es su estado actual para determinar la factibilidad de su activación, y reiteró que la Unidad de Gestión de Tecnologías en Salud, de Funindes-USB, está en plena capacidad de realizar esta evaluación, así como el estudio referido que conduzca a la solución más rápida y expedita para superar el problema de la falta de oxígeno en las clínicas y hospitales venezolanos.